“Si vas a ser alguien, sé un chingón”

– Abraham Lincoln, alias el Abran, el Abe o el Buen Eib

Hola mi querid@ hocicona u hocicón, pus aquí le seguimos con esta historia. Es algo especial que quiero compartir contigo. Mira, te lo digo con mucho amor, porque lo único que quiero es que abras los ojos y te andes con cuidado.

El héroe en esta ocasión, es Abraham Lincoln. El 16vo presidente de los gringos y el primero del partido republicano. Le diré el “Abe” o Don Eib, con un chingo de admiración. Bueno, vamos a lo macizo…

Estamos en 1860, seguimos sin bancos centrales Rothschild en Gringolandia gracias a Andrew Jackson. Por cierto, vale decir que Don Eib respetaba la soberanía de los países, y estaba en contra de invadir México, ya de entrada vemos que había raza que medio no lo quería por eso.

Seguro también sabía que los meshicas abolían la esclavitud desde 1810 comandados por el buen cura Hidalgo en Guanatos (así como los ven mochos en GDL, a veces tienen su lado progre) y esto se había instaurado en 1821 con el nacimiento del Imperio Mexicano, por lo que abolir la esclavitud fue su principal lema de campaña ya para acabar con esa pendejada de la esclavitud de una vez por todas.

Aquí vemos a Hidalgo partiéndole su madre a la esclavitud en un mural de Alfaro Siqueiros
Aquí vemos al buen cura Hidalgo partiéndole su madre a la esclavitud en un mural de José Clemente Orozco

Total que Don Eib gana las elecciones con apoyo de la raza de los estados del norte gringo (principalmente la zona de Nueva Hampshire), mientras que los vatos del Sureste, ya bien  ardidos, influenciados y amarrados por los agentes Rotschilds, zaz que se encabronan y se levantan en armas 8 estados de golpe (desde Carolina del Sur hasta Texas) haciéndose llamar “los Confederados”

¿Y por qué tal pendejada? Ah, pues ya sabes, el típico argumento derechairo de campaña sucia prianista:

pinche loco del Eib, es un peligro para Estados Unidos, quiere abolir la esclavitud, y sin esclavos nuestra economía colapsará porque vamos a tener qué endeudarnos, y ni modo que contratemos mexicanos ilegales…” y ya sabes, las típicas pendejadas reaccionarias para engañar incautos.

La primera reacción de Eib fue “eh que se creen, era bromi, no les voy a quitar a sus esclavos negros”, pero viendo que los Confederados iban muy en serio con los putazos, y que además estaban siendo respaldados por los Rothschilds con provisiones desde Europa porque esperaban desintegrar Gringolandia, en chinga mandó cerrar todos los puertos en el Sur para cortarle los suministros y los huevos a estos pinches locos dándole inicio a la Guerra Civil Americana.

No adivinen el siguiente paso. Obvio Eib necesitaba lana para financiar su ejército y su gobierno durante esta pinche guerra civil, por lo que se acercó a los bancos comerciales de Nueva York (claro, sucursales Rothschild), quienes con una sonrisa y frotándose las manos porque venía una guerra, le dijeron:

“ps me caes bien Eib, y ya sabes que yo le presto a quien sea de los lados de la guerra, que al cabo quien pierde paga las deudas, pero mira, como confío en ti, me pagas entre 25% y 36% de lo que te presté”

Me imagino al buen Eib soltó una carcajada nerviosa.

“¡Ah cabron, qué hijos de puta! Qué no ven que estoy liberando a los negros de ser esclavos para que ustedes quieran a todos esclavos con sus pinches deudas, ¡pus ni que estuviéramos en México de 2016!”

Uno de los compas del Eib, el Coronel Dick Taylor aconsejó a Don Eib y le dijo:

“Mira compilla, ps mejor consíguete la aprobación del Congreso y vamos imprimiendo nuestro propio papel moneda, libre de deuda, respaldado por el trabajo. Que lo maneje el Tesoro de la Unión”, y así fue como nacieron los “Greenbacks”.

Ejemplar de dinero Gringo libre de deuda.
Ejemplar de dinero Gringo libre de deuda.

Con la aprobación del Congreso gringo, Eib imprimió $449 millones “de los verdes”, contantes y sonantes para pagarle a los empleados del gobierno y a los soldados del ejército de la Unión. Cuando se dio cuenta dijo:

“¡qué chingona idea! ahora los gringos tenemos nuestra propia moneda para pagar nuestras propias deudas”

Paréntesis: Si se tiene un gobierno honesto que emita su propia moneda para financiar su propio gasto público, entonces el sistema no necesitaría endeudarse con el FMI ni con bancos, las tasas de interés no serían tan extremas ni los impuestos tan elevados, se podría financiar a las empresas públicas y el gobierno operaría de forma organizada y estable.

Seguro si fueses un Rothschild, lo primero que dirías sería: “No mames, ¡ahora estos vatos imprimen su propio dinero sin endeudarse con nosotros ni pagarnos intereses!, así estos weyes se van a hacer tan ricos que se apoderarán de la Galaxia”. Pero bueno, no eres ningún Rothschild, así que mejor aprender de este asunto. Cierro Paréntesis

Bueno, pues con esto en mente, para diciembre de 1861 los Rothschild se aseguraron de mandar chingos de barcos llenos de soldados franceses, (qué…¿a poco te crees la pendejada de que todo fue por unos pasteles?) y británicos a México, para que entraran a través de la frontera con Texas y apoyaran a los Confederados.

Llegó el verano de 1862 y los “greenbacks” valían la mitad de su valor nominal 🙁 (período de guerra, sabe), y los demócratas le partieron su madre a don Eib en las elecciones intermedias (ya todos estaban hasta su madre de las guerras).

Para otoño de 1862, el gran Eib proclamó la Emancipación (donde oficialmente se declaró que no debía haber más esclavos en Gringolandia… aunque tácitamente sabemos que siguen habiendo esclavos en las cárceles gringas).

Este movimiento “ajedrecístico” estuvo chingón por parte del Eib, porque mucha raza del pueblo inglés para ese entonces ya no creía en esas pendejadas de los esclavos desde 1833, entonces le quitaba apoyo a la causa de los Rothschild de mandar soldados británicos, lo que le permitió a la Unión irle partiendo su madre poco a poco a los Confederados.

En 1863, Don Eib se dio cuenta que el Zar Alejandro II de Rusia estaba batallando con los pinches Rothschild que a huevo también quería engañar a los rusos para poner su banco central allá.

Cuando Eib notó que los Rothschild seguían mandando tropas y tropas, que le escribe al Zar y le dice:

“eh compa, haz paro”.

De volada el Zar Alex se dio cuenta que si se chingaban al Eib, el siguiente sería él, entonces le dijo:

“simon loco, tu barrio te respalda”

y que le manda un chingo de tropas rusas a San Francisco y Nueva York, advirtiéndole a los europeos

Eh putos, ¿qué barrio tiran? no sean montoneros, si se meten con ellos, se meten conmigo. Obvi los ejércitos Rothschild se pandearon y no le entraron.

una foto de unos camaradas rusos que llegaron a Nueva York a cotorrear, después de mostrarle músculo a la Naval de Inglaterra en el Océano Atlántico
una foto de unos camaradas rusos que llegaron a Nueva York a cotorrear, después de mostrarle músculo a la Naval de Inglaterra en el Océano Atlántico

Pero ojo, aquí viene el asunto

A finales de 1863, el Congreso (seguro con diputadillos títeres) ya no le dejó imprimir más “Greenbacks” a Eib para ganar la guerra, cuando ya nomás faltaba un estirón para ganar.

Entonces los bancos chantajearon a Lincoln. (Si te digo, esta guerra tiene varios niveles, y uno por supuesto es el financiero)

“jeje.. bueno, ps si te ayudamos mi querido Eib, pero vas a tener qué hacer unas reformitas a tu sistema bancario mi compa”

(léase con el tono más reptil que te puedas imaginar, tipo FMI con la Lagartija Lagarde o Banco Mundial)

O sea, En 1863 Eib tuvo qué pasar un Acta Bancaria Nacional para implementar una sola moneda, y la necesidad de crear el sistema bancario de reserva fraccionada, lo que significa que el dinero funcione con base en la deuda. Te explico más o menos rápido, un banco comercial compraba los certificados de tesoro (deuda) del gobierno, y usaban eso como reserva para emitir notas (deuda) bancarias, lo que alienta a los bancos a recibir depósitos, y poder prestar dinero, permitiéndole al banco prestar hasta 9 veces la cantidad de dinero que tiene depositado.

En fin, luego vemos eso… llegamos a 1864 y la guerra civil siguió. Lincoln se lanzó a la reelección ese año y ganó.

Eib tenía pensado revertir el “Acta Bancaria Nacional” porque la neta sí encabrona el chantaje, y consideraba que estos hijos de la chingada se habían pasado de lanza por lo que quería regresar al sistema de los Greenbacks (dinero libre de deuda), pero ahora sí bien manejado.

En febrero de 1865 los “confederados” colapsaron y terminó la guerra civil. El 4 de marzo Eib fue investido presidente.

41 días después, a Lincoln le dispararon a la nuca un viernes en el Teatro Ford frente a su esposa.

lincoln_assasination_clipping_2

¿Otro loco asesino solitario como con Andrew Jackson? Sí, supuestamente un pinche espía del servicio secreto de los Confederados. Se acercó a Lincoln y se lo torció cuando extrañamente sus guaruras estaban distraídos. 12 días después lo encontraron unos agentes federales y se lo chingaron a balazos sin llevarlo a un juicio.

Y adivina qué. En cuanto muere Lincoln, el gobierno revocó la ley de los Greenbacks y emitió una nueva Acta Bancaria Nacional en la que se estableció que todas las monedas se volvían instrumentos de deuda generadora de intereses.

Los Rothschild seguían avanzando en su plan, quitando las piedras del camino, habían oficializado un paso más a su sistema donde ya no había necesidad de separar a los Estados Unidos, y habían dado el Jaque Mate en la Guerra Civil Gringa con un peón, de ahí se fueron con el Zar, que ya las tenía acumuladas, para hacerle pagar por hocicón.

Ese mismo año de 1865 desembarca Jacob Schiff a los 18 años con la agenda de establecer un Banco Central Rothschild en Gringolandia, y un joven, John Davidson Rockefeller emerge de la noche a la mañana como el dueño del imperio petrolero más grande de la historia, la Standard Oil Company.

Al buen Eib lo puedes ver en las monedas de 1 centavo y en los billetes de 5 dólares que imprime al día de hoy, la Reserva Federal de Gringolandia.

5-dollars-2003a-j_1189_312250e8a2120c3c7l

Ante esta nota, retembló en sus centros de los pasillos de la redacción de El Hocicón la voz de nuestro Gran Líder exclamando:

“Así hacen los cazadores con sus presas. Cuelgan la cabeza en un lugar visible.”

E Pluribus Unum significa, de Todos Uno... conociendo la historia, me suena a mi como una provocación..
E Pluribus Unum significa, de Todos Uno… ya se la saben, Un Nuevo Orden Mundial

Dejar respuesta